Ir al contenido principal

No cesa la destrucción de vidas en nuestro territorio

No cesa la destrucción de vidas en nuestro territorio
 "... Olvida el Coronel Rojas que sus tropas constantemente patrullan esa zona y tienen un puesto de control a poca distancia de donde ocurrió el hecho? ¿Olvida también que la presencia de la tropa en nuestras veredas ha causado numerosos asesinatos y otros centenares de crímenes contra la vida y la libertad? ..."
A sólo cuatro días  de haber denunciado el homicidio intencional de Álvaro Montoya, Presidente de la Junta de Acción Comunal del caserío de San José de Apartadó, tenemos que denunciar nuevamente ante el país y el mundo un nuevo homicidio perpetrado al parecer por integrantes de las FARC:

  • El lunes 16 de agosto de 2010, hacia las 12:00 horas, hombres con trajes de camuflado y armas largas, identificados como integrantes de las FARC, llegaron a la  vivienda de NELLY VARGAS, de 32 años, en la vereda Mulatos-Cabecera, la sacaron de su casa y se la llevaron a un lugar distante unos diez minutos, donde la asesinaron. Tanto los padres de Nelly como sus primos son miembros de nuestra Comunidad de Paz. Ella deja tres niños huérfanos de 12, 7 y 2 años, a los cuales nuestra Comunidad les brindará espacios de supervivencia y acogida.

  • El martes 17 de agosto de 2010, en horas de la mañana, el Coronel Germán Rojas, comandante del Batallón Voltígeros, de la Brigada XVII, le atribuyó a nuestra Comunidad de Paz la responsabilidad por los hechos registrados, afirmando que, al no permitir la presencia de la fuerza pública, somos responsables de esos hechos. Ya antes había dicho que Álvaro Montoya había sido asesinado al frente de nuestro asentamiento de San Josesito; luego dijo que el hecho había ocurrido a 50 metros del mismo y que la ausencia de tropa en el lugar fue lo que lo hizo posible. ¿Olvida el Coronel Rojas que sus tropas constantemente patrullan esa zona y tienen un puesto de control a poca distancia de donde ocurrió el hecho? ¿Olvida también que la presencia de la tropa en nuestras veredas ha causado numerosos asesinatos y otros centenares de crímenes contra la vida y la libertad?

Nuevamente la mentira, la difamación y la calumnia se ensañan contra nosotros y se sirven de los crímenes de otros actores para construir nuevos chantajes y amenazas. Nuevamente nos extraña e indigna que los superiores jerárquicos del Coronel Rojas le permitan perpetrar toda suerte de infamias contra nosotros sin sancionarlo y que los órganos de control del Estado lo inmunicen con una escandalosa impunidad.

Nuestra Comunidad condena el homicidio intencional de que fue víctima NELLY, y renueva su llamado a la insurgencia para que no utilice métodos vedados por las normas humanitarias que rigen los conflictos armados en cualquier parte del mundo.

Comunidad de Paz de San José de Apartadó
Agosto 17 de 2010



--
Comunidad de Paz de San José de Apartadó
http://www.cdpsanjose.org

Comentarios

Entradas populares de este blog

Por un primero de Mayo campesino, obrero y popular./ movilización en el Nordeste Antioqueño./ Segovia Antioquia.

La Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antiqueño CAHUCOPANA,La Asociación Campesina del Valle del Rio Cimitarra ACVC, el Sindicato Nacional de TrabajadoresSINTRAMINENERGETICA, seccional Segovia, la Asociación de Acreedores de la Empresa Frontino Gold MinesASOACREF, la Asociación de Jubiladosy pensionadosEméritos de la Empresa Frontino Gold Mines ASJUPENSE , el Sindicato de TrabajadoresOficiales y Empleados Públicosal Servicio de los municipios del departamento de Antioquia,SINTRAOFAN, y el Documental Amariilo
INVITAN Y CONVOCAN .
La historia de Colombia se ha visto atravesada por distintos hechos que han conducido a la lucha de los sectores excluidos o marginados del país. Dichos hechos han llevado al pueblo a protestar, a exigir la reivindicación de sus derechos, derechos que les han sido arrebatados desde la “independencia”. La población campesina, entonces, no se ha visto exenta del problema de la exclusión, los sectores populares han visto siempr…

Memoria audiovisual de la acción directa realizada por los movimientos de mujeres de la ciudad de Bogotá el 8 de marzo de 2018.

De acuerdo al Registro Único de Víctimas, en  Colombia se han identificado 8.650.169 de víctimas del conflicto armado. 4.116.053 son mujeres, lo que corresponde al  49,6% de las víctimas. Por su parte el Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado en comunicado público emitido el 8 de marzo de 2018, informo que en Colombia durante el 2017, fueron agredidas 145 mujeres defensoras de derechos humanos y lideresas sociales, 16 de ellas fueron asesinadas.  De acuerdo a esta misma organización  1.079 mujeres colombianas, se encuentran desaparecidas en Colombia, la mitad no están identificadas.

Las mujeres han sido las más afectadas por el conflicto armado, múltiples violencias han recaído sobre sus cuerpos y sus mentes. La violencia sexual es una de las violencias que más ha afectado. De acuerdo a la Encuesta de Prevalencia de violencia sexual en contra de las mujeres en el contexto del conflicto armado colombiano 2010-2015 publicada en 2017, en ese periodo, 875.437 mujeres fueron víctimas…

Recordando a Eduardo Umaña Mendoza a 20 años de su asesinato

José Eduardo, siempre fue un protector con todo el mundo. Yo lo veo como un ser humano que llevaba eso en el alma. Después dedico su vida profesional a proteger y defender a los más humildes. Al principio con mucho miedo, después con un amor infinito por su trabajo. Eduardo nos enseñó a pensar, cargado de risas y abriendo los sellos eternos para derrotar a la Parca que había tratado de cerrar las puertas y las ventanas de los tiempos idos y por venir, para que nunca pudiéramos recuperar el recuerdo y con él los conocimientos de la vida y de la lucha. Eduardo, fráter de siempre que derrotó no sólo a la muerte sino a su hijo el olvido, portador de la ignorancia. Por eso hoy hablamos de esa, su memoria. Era una mañana de la última semana de abril de 1989. Como de costumbre, llegué a alrededor de las 7:00 de la mañana al apartamento de Eduardo, con sus consabidos y eternos acompañantes, los dos paquetes de cigarrillos que siempre me encargaba llevarle. Era el mismo apartamento del barrio …