Ir al contenido principal

Conciertos Homenaje a Miguel Hernández



ELEGÍA PRIMERA
(A Federico García Lorca, poeta).

Atraviesa la muerte con herrumbrosas lanzas,
y en traje de cañón, las parameras
donde cultiva el hombre raíces y esperanzas,
y llueve sal, y esparce calaveras.
Verdura de las eras,
¿qué tiempo prevalece la alegría?
El sol pudre la sangre, la cubre de asechanzas
y hace brotar la sombra más sombría.
El dolor y su manto
vienen una vez más a nuestro encuentro.
Y una vez más al callejón del llanto
lluviosamente entro.
Siempre me veo dentro
de esta sombra de acíbar revocada,
amasado con ojos y bordones,
que un candil de agonía tiene puesto a la entrada
y un rabioso collar de corazones.
Llorar dentro de un pozo,
en la misma raíz desconsolada
del agua, del sollozo,
del corazón quisiera:
donde nadie me viera la voz ni la mirada,
ni restos de mis lágrimas me viera.
Entro despacio, se me cae la frente
despacio, el corazón se me desgarra
despacio, y despaciosa y negramente
vuelvo a llorar al pie de una guitarra.
Entre todos los muertos de elegía,
sin olvidar el eco de ninguno,
por haber resonado más en el alma mía,
la mano de mi llanto escoge uno.
Federico García
hasta ayer se llamó: polvo se llama.
Ayer tuvo un espacio bajo el día
que hoy el hoyo le da bajo la grama.
¡Tanto fue! ¡Tanto fuiste y ya no eres!
Tu agitada alegría,
que agitaba columnas y alfileres,
de tus dientes arrancas y sacudes,
y ya te pones triste, y sólo quieres
ya el paraíso de los ataúdes.
Vestido de esqueleto,
durmiéndote de plomo,
de indiferencia armado y de respeto,
te veo entre tus cejas si me asomo.
Se ha llevado tu vida de palomo,
que ceñía de espuma
y de arrullos el cielo y las ventanas,
como un raudal de pluma
el viento que se lleva las semanas.
Primo de las manzanas,
no podrá con tu savia la carcoma,
no podrá con tu muerte la lengua del gusano,
y para dar salud fiera a su poma
elegirá tus huesos el manzano.
Cegado el manantial de tu saliva,
hijo de la paloma,
nieto del ruiseñor y de la oliva:
serás, mientras la tierra vaya y vuelva,
esposo siempre de la siempreviva,
estiércol padre de la madreselva.
¡Qué sencilla es la muerte: qué sencilla,
pero qué injustamente arrebatada!
No sabe andar despacio, y acuchilla
cuando menos se espera su turbia cuchillada.
Tú, el más firme edificio, destruido,
tú, el gavilán más alto, desplomado,
tú, el más grande rugido,
callado, y más callado, y más callado.
Caiga tu alegre sangre de granado,
como un derrumbamiento de martillos feroces,
sobre quien te detuvo mortalmente.
Salivazos y hoces
caigan sobre la mancha de su frente.
Muere un poeta y la creación se siente
herida y moribunda en las entrañas.
Un cósmico temblor de escalofríos
mueve temiblemente las montañas,
un resplandor de muerte la matriz de los ríos.
Oigo pueblos de ayes y valles de lamentos,
veo un bosque de ojos nunca enjutos,
avenidas de lágrimas y mantos:
y en torbellino de hojas y de vientos,
lutos tras otros lutos y otros lutos,
llantos tras otros llantos y otros llantos.
No aventarán, no arrastrarán tus huesos,
volcán de arrope, trueno de panales,
poeta entretejido, dulce, amargo,
que al calor de los besos
sentiste, entre dos largas hileras de puñales,
largo amor, muerte larga, fuego largo.
Por hacer a tu muerte compañía,
vienen poblando todos los rincones
del cielo y de la tierra bandadas de armonía,
relámpagos de azules vibraciones.
Crótalos granizados a montones,
batallones de flautas, panderos y gitanos,
ráfagas de abejorros y violines,
tormentas de guitarras y pianos,
irrupciones de trompas y clarines.
Pero el silencio puede más que tanto instrumento.
Silencioso, desierto, polvoriento
en la muerte desierta,
parece que tu lengua, que tu aliento,
los ha cerrado el golpe de una puerta.
Como si paseara con tu sombra,
paseo con la mía
por una tierra que el silencio alfombra,
que el ciprés apetece más sombría.
Rodea mi garganta tu agonía
como un hierro de horca
y pruebo una bebida funeraria.
Tú sabes, Federico García Lorca,
que soy de los que gozan una muerte diaria.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Memoria audiovisual Equipo Comunicaciones Documental Amarillo 2016

El  Equipo de Comunicaciones Documental Amarillo, comparte con ustedes la memoria de su ejercicio audiovisual realizado durante el año 2016. Agradecemos a las víctimas, comunidades y organizaciones que nos permitieron generar estos importantes  audiovisuales, los cuales posibilitan la visibilización de sus acciones  en la exigencia de derechos, la construcción de memoria y paz. Reafirmamos nuestro compromiso en 2017 de continuar  trabajando para que las acciones y voces de las comunidades sigan siendo escuchadas y  tenidas en cuenta. 
RODAR Y RODAR Sinopsis:  Este documental narra la experiencia organizativa de la Mesa Interbarrial de Desconectados de los servicios públicos de Medellín,  la cual acompaña a las víctimas de desplazamiento forzado que llegan a la ciudad con el deseo de reconstruir su proyecto de vida. Narramos el  ejercicio permanente de las víctimas por la defensa del territorio y la vida digna, identificando las situaciones de revictimización que enfrentan al llegar a las c…

AGROARTE: En la acción de Cuerpos Gramaticales

Por: AGROARTE
Cuerpos Gramaticales es una acción perfomatica la cual pretende unir lazos a partir de la creación artística y de resistencia que se construye en el territorio con el fin de conmemorar y posibilitar el encuentro por medio de la conexión con la naturaleza, por ello: se cuida, se riega y se siembra como un acto reflexivo y de unión de historias y vivencias  que se entre lazan y desde el cuerpo se narran. Es así que “el cuerpo aparece en una encrucijada, en un cruce de caminos, donde se encuentran y chocan permanentemente la historia, el mito, el arte y la violencia. 

Foucault mostró cómo el cuerpo está impregnado de historia y cómo la historia destruye los cuerpos. De manera traumática o de forma sutil siempre es posible leer estos cuerpos gramaticalmente, como emisores de signos y como superficies de inscripción. Podría establecerse una “anatomía política” donde se vería cómo estos cuerpos se ven censurados, encerrados, domesticados, torturados, despresados, aniquilados, re…

Carta de Las Madres de Soacha al presidente Santos

Bogotá, 20 de febrero 2014

Honorable 
Juan Manuel Santos 
Presidente de Colombia

Saludos:

Una vez más nos sentimos enojados y desairado. Toca nuestros corazones profundamente. Somos las madres de Soacha, cuyos hijos fueron arrancados de nosotros, secuestrarlos y desapareciendo después de ofrecerles puestos de trabajo, sólo para masacrar a sangre fría. Estas acciones se llevaron a cabo por miles a lo largo y ancho de la tierra, de los incidentes de la barbarie que son mal llamados "falsos positivos". Estos actos fueron cometidos por soldados contra los hombres pobres, las mujeres y los niños en el campo y en las ciudades. Hoy estamos elevando nuestras voces de protesta porque vemos vínculos de corrupción que involucran a los más altos mandos militares, comprando el silencio de los que asesinaron a nuestros hijos.

Hemos estado luchando durante más de seis años para aprender la verdad y obtener justicia de todos los responsables de los crímenes contra nuestros hijos, una barbarie que…