Ir al contenido principal

la grave situación de los menores de edad en la Comuna 13 de Medellín.



El Nodo Antioquia de la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos manifiesta su preocupación por la grave situación de los menores de edad en la Comuna 13 de Medellín.
La Escombrera Comuna 13 Medellín. Fotografía: Documental Amarillo 



La comuna 13 de la ciudad de Medellín, ha sido un territorio que históricamente se ha caracterizado por la pobreza, la desigualdad e iniquidad social, durante los últimos 10 años los habitantes de esta comuna han tenido que ser víctimas del despliegue de fuerza militar estatal (Operación Orión) y paraestatal (mal llamadas bacrim) que ha llevado a una exacerbación del conflicto y la violencia, lo cual ha repercutido en graves violaciones a los derechos humanos. Paradójicamente, en esta comuna, el Estado nacional y local han invertido en infraestructura y presencia militar, y por ello es considerado como el territorio urbano, con mayor presencia de pie de fuerza en América Latina, esta inversión en “seguridad desde la óptica represiva” no ha servido para frenar la grave crisis social que vive la comunidad, quien de manera constante se ha visto sometida al terror, el desplazamientos intraurbano, los asesinatos, las amenazas, la restricción a la movilidad y la creación de fronteras invisibles, como consecuencia de los constantes enfrentamientos entre las estructuras paramilitares y de la expresión armada del conflicto que se vive en esta zona.  A esta situación de violación de derechos humanos, la única respuesta que sigue dando la actual Alcaldía de Medellín, es el incremento del pie de fuerza y más infraestructura cuando ya quedó demostrado que este tipo de modelo no es el indicado para el abordaje y tratamiento de  esta problemática, además de no ser garante de los derechos humanos.
En este contexto de violencia, se debe resaltar la preocupante situación a la que se ven sometidos a vivir los menores de edad de la comuna, ya que son centro de agresiones, reclutamiento forzado y en muchas de las ocasiones quedan sus vidas expuestas en medio de las confrontaciones bélicas de las estructuras paramilitares que operan en la zona,  a continuación se enunciaran algunos casos:
Desde hace aproximadamente 6 meses, grupos ilegales pertenecientes a estructuras paramilitares que operan en el sector La Asomadera de la comuna 13, están realizando prácticas delictivas como el cobro de vacuna al comercio, al transporte y a algunas viviendas del sector, de la misma manera  a quienes en razón de su trabajo, deben llegar al sector para entregar insumos y productos de consumo. A este sector se le denomina “la 112: escalas”, donde se recolecta la basura para EEVV y también se puede ubicar con el nombre del granero “la rebaja”.
El día 21 de junio, 2 hombres en moto, armados, persiguieron dos cuadras (de Monteverde a la Asomadera) a dos menores de edad de 11 y 13 años, para asesinarlas. Ellas tuvieron que salir corriendo, una se entró a una casa vecina, afortunadamente las  niñas salieron ilesas. Varios vecinos se enteraron de lo sucedido. El día 26 de junio de 2012, los mismos hombres estuvieron rodeando la calle donde vive la menor de 11 años, quien se encontraba acompañada, uno de los hombres se hallaba en una motocicleta y otro estaba a pie. Al percatarse de la situación, la menor y el acompañante se entraron para la casa y los hombres se fueron. Siendo esto una acción de intimidación contra la menor y su familia. 
A otra menor de 15 años, el grupo armado “La Torre” (de la Cra. 111C) la vienen presionando desde hace varios meses para que le guarden armas al grupo ilegal, primero le decían que ella y sus hermanas eran “sapas” obligándolas a estas hacer parte de ellos. 
Los grupos armados ilegales de la Torre y los de Monteverde están tomando acciones para apoderarse de algunos sitios, entre ellos La Asomadera. Los de La Torre, ya se han tomado desde antes, La Asomadera, pero los de Monteverde están allá listos para entrarse, situación que ya ha venido generando confrontaciones, y a su vez desplazamientos forzados para que los grupos puedan apoderarse de las viviendas, que se conozca, dos familias han tenido que salir del sector La Asomadera por tal razón. Los de Monteverde vienen en avanzada para tomarse La Asomadera. Los de la Torre están extorsionando todo vehículo que entre con surtido de productos. 
La vivienda donde habitan una de las menores se encuentra ubicada estratégicamente en la comuna 13, desde allí hay muy buena visibilidad hacia diferentes puntos y sectores donde hay actores armados, presionan entonces a estos pobladores para que se desplacen y así poder apoderarse de las viviendas; por ejemplo, una familia que habitaba una casa al frente de la cancha en La Asomadera la desterraron y los ilegales se posesionaron de la edificación. 
Sumado a la grave situación, las semanas anteriores se presentaron confrontaciones entre estos grupos, por lo menos dos enfrentamientos se registraron la última semana. Estos grupos disparan indiscriminadamente, como consecuencia de ello, algunas viviendas fueron impactadas en sus muros. Así mismo en el límite entre Monteverde y La Asomadera, los grupos armados están prestando guardia día y noche.
El sábado 14 de julio, en el sector Las Independencias 2, mataron a un integrante de la banda de La Torre, después de esta muerte se agudizó el conflicto entre los de los grupos “del hueco” y los “del 3” (Independencias 3).  El  16 de julio de 2012, hubo confrontaciones entre las bandas toda la noche.
Por lo expuesto anteriormente exigimos:
Respeto, protección y garantía por el derecho a la vida digna de las niñas y los niños, así como de todas y todos los habitantes de la comuna 13.
Una mirada de ciudad- comuna bajo la premisa de que existe un conflicto armado, que incide en las dinámicas de violencia de la ciudad para así desarrollar programas integrales en el tema de seguridad y derechos humanos. En tal sentido la Alcaldía debe reconocer públicamente la grave situación de violencia que padece la comuna, y no descalificar las denuncias que al respecto realizan organizaciones sociales y comunidad en general. 
Trascender el enfoque que asume la seguridad como simples problemas de orden público y que deja de lado las necesidades de los ciudadanos, asumiendo como un enfoque válido y necesario para la ciudad la seguridad humana y la garantía de los derechos humanos.
Invertir más en las demandas sociales que en las de pie de fuerza y la infraestructura para el mismo
Diseñar políticas claras que apunten a la eliminación de la criminalidad y a la depuración de la corrupción en las instituciones estatales

Por último desde el Nodo Antioquia de la plataforma COORDINACIÓN COLOMBIA EUROPA ESTADOS UNIDOS -CCEEU- rechazamos todas las acciones armadas, de intimidación y coacción que vulneren los derechos de la población civil, y demandamos del Estado atención inmediata para garantizar la vida, seguridad y goce de todos los derechos de las y los habitantes de esta zona de la ciudad, 

Nodo Antioquia de la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos

Comentarios

Entradas populares de este blog

Por un primero de Mayo campesino, obrero y popular./ movilización en el Nordeste Antioqueño./ Segovia Antioquia.

La Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antiqueño CAHUCOPANA,La Asociación Campesina del Valle del Rio Cimitarra ACVC, el Sindicato Nacional de TrabajadoresSINTRAMINENERGETICA, seccional Segovia, la Asociación de Acreedores de la Empresa Frontino Gold MinesASOACREF, la Asociación de Jubiladosy pensionadosEméritos de la Empresa Frontino Gold Mines ASJUPENSE , el Sindicato de TrabajadoresOficiales y Empleados Públicosal Servicio de los municipios del departamento de Antioquia,SINTRAOFAN, y el Documental Amariilo
INVITAN Y CONVOCAN .
La historia de Colombia se ha visto atravesada por distintos hechos que han conducido a la lucha de los sectores excluidos o marginados del país. Dichos hechos han llevado al pueblo a protestar, a exigir la reivindicación de sus derechos, derechos que les han sido arrebatados desde la “independencia”. La población campesina, entonces, no se ha visto exenta del problema de la exclusión, los sectores populares han visto siempr…

Memoria audiovisual de la acción directa realizada por los movimientos de mujeres de la ciudad de Bogotá el 8 de marzo de 2018.

De acuerdo al Registro Único de Víctimas, en  Colombia se han identificado 8.650.169 de víctimas del conflicto armado. 4.116.053 son mujeres, lo que corresponde al  49,6% de las víctimas. Por su parte el Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado en comunicado público emitido el 8 de marzo de 2018, informo que en Colombia durante el 2017, fueron agredidas 145 mujeres defensoras de derechos humanos y lideresas sociales, 16 de ellas fueron asesinadas.  De acuerdo a esta misma organización  1.079 mujeres colombianas, se encuentran desaparecidas en Colombia, la mitad no están identificadas.

Las mujeres han sido las más afectadas por el conflicto armado, múltiples violencias han recaído sobre sus cuerpos y sus mentes. La violencia sexual es una de las violencias que más ha afectado. De acuerdo a la Encuesta de Prevalencia de violencia sexual en contra de las mujeres en el contexto del conflicto armado colombiano 2010-2015 publicada en 2017, en ese periodo, 875.437 mujeres fueron víctimas…

Recordando a Eduardo Umaña Mendoza a 20 años de su asesinato

José Eduardo, siempre fue un protector con todo el mundo. Yo lo veo como un ser humano que llevaba eso en el alma. Después dedico su vida profesional a proteger y defender a los más humildes. Al principio con mucho miedo, después con un amor infinito por su trabajo. Eduardo nos enseñó a pensar, cargado de risas y abriendo los sellos eternos para derrotar a la Parca que había tratado de cerrar las puertas y las ventanas de los tiempos idos y por venir, para que nunca pudiéramos recuperar el recuerdo y con él los conocimientos de la vida y de la lucha. Eduardo, fráter de siempre que derrotó no sólo a la muerte sino a su hijo el olvido, portador de la ignorancia. Por eso hoy hablamos de esa, su memoria. Era una mañana de la última semana de abril de 1989. Como de costumbre, llegué a alrededor de las 7:00 de la mañana al apartamento de Eduardo, con sus consabidos y eternos acompañantes, los dos paquetes de cigarrillos que siempre me encargaba llevarle. Era el mismo apartamento del barrio …