Ir al contenido principal

Abundancia de evidencias cotidianas confirman unidad de acción militar/paramilitar



Nuevamente nuestra Comunidad de Paz pone en conocimiento del país y del mundo la agresión cotidiana del criminal Estado colombiano en su fusión absolutamente innegable con el Para-Estado que por orden del gobierno estadounidense se configuró desde 1962 para destruir con saña todo pensamiento y sueño alternativo. Ha sido paradójico, en las últimas semanas, que mientras los paramilitares dejan más y más evidencias de su estrecha coordinación con el Ejército Nacional, al mismo tiempo recorran libremente los espacios fuertemente militarizados para repartir volantes en los que niegan su accionar. Tal paradoja los identifica aún más con el Ejército, el cual desde hace 16 años no ha hecho sino negar lo que hace, así toda la población
sea testigo y víctima de sus crímenes.

Dejamos constancia ante el país y el mundo de los últimos hechos:

•       El viernes 20 de septiembre de 2013, un grupo de paramilitares hizo presencia en la vereda Caño Seco, del corregimiento de San José de Apartadó, y le exigieron a varios campesinos que se tenían que presentar ante sus jefes en los próximos días en el corregimiento de Piedras Blancas, del municipio de Carepa, donde existe una base paramilitar muy cercana a las instalaciones de la Brigada XVII, multitud de veces denunciada por nuestra Comunidad ante el Presidente Santos sin que haya hecho nada para erradicarla, con plena consciencia de que quienes la protegen son sus mismos subordinados. Tampoco la Fiscalía ha hecho nada para inspeccionar sus instalaciones y para procesar a los victimarios que actúan desde ella con plena libertad. Es tan evidente su relación con la Brigada XVII, que en esta incursión en Caño Seco actuaron los hermanos OVIDIO, LUBÍN y ALBEIRO CARDONA BORJA, quienes se entregaron a la Brigada en diciembre de 2005 no sin preparar antes con el Ejército una horrenda masacre de 6 jóvenes mientras dormían, en la vereda La Cristalina, crimen por el cual el Ejército les pagó varios millones por cada muerto, quedando desde entonces domiciliados y protegidos en la Brigada y vinculados ilegalmente a patrullajes conjuntos militares/paramilitares en los que se practicaron torturas, amenazas, saqueos,  secuestros y montajes judiciales.

•       El miércoles 25 de septiembre de 2013, hacia las 10:15 horas, se presentó un fuerte combate entre un grupo guerrillero y los militares y policías que hacen presencia en el centro urbano de San José de Apartadó, combate que se prolongó por al menos dos horas. Los soldados se encontraban en ese momento en el centro educativo del lugar y no dudaron en usar las instalaciones del centro como trinchera, poniendo en altísimo riesgo las vidas de los niños y los educadores, quienes tuvieron que evacuar a los estudiantes en medio de la balacera. Nury Guzmán, integrante de nuestra Comunidad de Paz, quien transitaba en esos momentos por allí, se vio envuelta en la balacera. Nuestra Comunidad le ha exigido multitud de veces al Presidente de la República que acate las sentencias de la Corte Constitucional que prohíben ubicar los puestos de policía y las bases militares en medio de la población civil. Aquí fue perpetrado un verdadero crimen de guerra poniendo a la población como escudo en un enfrentamiento armado. El Presidente Santos se ha negado a acatar las sentencias de la Corte Constitucional, no sólo las que le obligan a cambiar la ubicación de los puestos militares y policiales sino también otras muy explícitas que la Corte Constitucional ha proferido en protección de nuestra Comunidad de Paz. Es falso, pues, lo que responden sus secretarias y asesoras, al afirmar que él acata las decisiones judiciales  y respeta el Estado de Derecho. Queda evidenciado que ello es falso.

•       El sábado 28 de septiembre de 2013, en horas de la madrugada, un grupo paramilitar fuertemente armado, movilizado en motocicletas sin ser molestado en absoluto por controles militares ni policiales, penetraron en el asentamiento central de nuestra Comunidad de Paz, en San Josesito de Apartadó, y repartieron por las viviendas volantes en los cuales el “Estado Mayor de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia –AGC” niega que ellos sean los responsables de los crímenes perpetrados contra la Comunidad de Paz y su entorno social, atribuyendo esos crímenes a “fuerzas oscuras” que “les quieren hacer daño”. De allí se desplazaron hacia el centro urbano de San José, donde a pesar de la nutrida presencia militar y policial, pudieron repartir por las viviendas sus volantes.  Hay una similitud profunda entre este lenguaje que niega lo que todo el mundo ve y el lenguaje del Ejército que durante estas décadas ha hecho lo mismo: negar lo que todo el mundo ve y sufre, y aún más, se han atrevido a negar que existan paramilitares y que éstos se coordinen con ellos. Quieren tapar el sol con un dedo.

•       El domingo 29 de septiembre de 2013, hacia las 8:40 horas, se presentó un hostigamiento a la estación de Policía ubicada en el centro urbano de San José. Una vez más se evidenciaban las consecuencias del desacato presidencial a las sentencias de la Corte Constitucional, manteniendo a la población civil en alto riesgo.

Nuevamente agradecemos la solidaridad de numerosas comunidades dentro del país y de otros países del mundo quienes nos sostienen con su fuerza moral. A ellos les reiteramos nuestra decisión de resistir ante la podredumbre moral de este Estado ahíto de sangre y de muerte.

Comunidad de Paz de San José de Apartadó
30 de septiembre de 2013



Comentarios

Entradas populares de este blog

Por un primero de Mayo campesino, obrero y popular./ movilización en el Nordeste Antioqueño./ Segovia Antioquia.

La Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antiqueño CAHUCOPANA,La Asociación Campesina del Valle del Rio Cimitarra ACVC, el Sindicato Nacional de TrabajadoresSINTRAMINENERGETICA, seccional Segovia, la Asociación de Acreedores de la Empresa Frontino Gold MinesASOACREF, la Asociación de Jubiladosy pensionadosEméritos de la Empresa Frontino Gold Mines ASJUPENSE , el Sindicato de TrabajadoresOficiales y Empleados Públicosal Servicio de los municipios del departamento de Antioquia,SINTRAOFAN, y el Documental Amariilo
INVITAN Y CONVOCAN .
La historia de Colombia se ha visto atravesada por distintos hechos que han conducido a la lucha de los sectores excluidos o marginados del país. Dichos hechos han llevado al pueblo a protestar, a exigir la reivindicación de sus derechos, derechos que les han sido arrebatados desde la “independencia”. La población campesina, entonces, no se ha visto exenta del problema de la exclusión, los sectores populares han visto siempr…

Memoria audiovisual de la acción directa realizada por los movimientos de mujeres de la ciudad de Bogotá el 8 de marzo de 2018.

De acuerdo al Registro Único de Víctimas, en  Colombia se han identificado 8.650.169 de víctimas del conflicto armado. 4.116.053 son mujeres, lo que corresponde al  49,6% de las víctimas. Por su parte el Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado en comunicado público emitido el 8 de marzo de 2018, informo que en Colombia durante el 2017, fueron agredidas 145 mujeres defensoras de derechos humanos y lideresas sociales, 16 de ellas fueron asesinadas.  De acuerdo a esta misma organización  1.079 mujeres colombianas, se encuentran desaparecidas en Colombia, la mitad no están identificadas.

Las mujeres han sido las más afectadas por el conflicto armado, múltiples violencias han recaído sobre sus cuerpos y sus mentes. La violencia sexual es una de las violencias que más ha afectado. De acuerdo a la Encuesta de Prevalencia de violencia sexual en contra de las mujeres en el contexto del conflicto armado colombiano 2010-2015 publicada en 2017, en ese periodo, 875.437 mujeres fueron víctimas…

Recordando a Eduardo Umaña Mendoza a 20 años de su asesinato

José Eduardo, siempre fue un protector con todo el mundo. Yo lo veo como un ser humano que llevaba eso en el alma. Después dedico su vida profesional a proteger y defender a los más humildes. Al principio con mucho miedo, después con un amor infinito por su trabajo. Eduardo nos enseñó a pensar, cargado de risas y abriendo los sellos eternos para derrotar a la Parca que había tratado de cerrar las puertas y las ventanas de los tiempos idos y por venir, para que nunca pudiéramos recuperar el recuerdo y con él los conocimientos de la vida y de la lucha. Eduardo, fráter de siempre que derrotó no sólo a la muerte sino a su hijo el olvido, portador de la ignorancia. Por eso hoy hablamos de esa, su memoria. Era una mañana de la última semana de abril de 1989. Como de costumbre, llegué a alrededor de las 7:00 de la mañana al apartamento de Eduardo, con sus consabidos y eternos acompañantes, los dos paquetes de cigarrillos que siempre me encargaba llevarle. Era el mismo apartamento del barrio …